Caminatas

CAMINATAS: JUEVES 01 Y DOMINGO 04 DE MARZO 2018

JUEVES, 01 MARZO 2018

Caminata por los municipios de ARICO Y FASNIA, con el recorrido siguiente de conformidad con el mapa adjunto: LAS ERAS, BARRANCO DE LA LINDE, LEÑA BLANCA, CASERIO DE ICOR, VERA DE ABOTE, LAS ERAS, de esfuerzo moderado, a cargo de FRANCISCO DELGADO. Finalizada la caminata en Las Eras, nos vamos de enyesque a la Villa de Arico, subiendo por la salida de ABADES, con destino a Bodega Amaral, donde nuestros amigos Pepe y Amelia nos atenderán adecuadamente.
Puntos de encuentro para compartir coches: a las 1000 horas en la plaza de Las Eras, a las 0900 en la vieja estación de La Laguna y a las 0845 en el Mayorazgo bajo de La Orotava.

Resultado de imagen de ARCO DE LA LINDEResultado de imagen de caserío de icor

Definición de ICOR.–  En la mitología griega el icor era el mineral presente en la sangre de los dioses, o la propia sangre. Esta sustancia mítica, de la que se decía a veces que también estaba presente en la ambrosía o el néctar que los dioses comían en sus banquetes, era lo que los hacía inmortales. En apariencia dorado, cuando un dios era herido y sangraba, el icor era venenoso para los mortales, matando inmediatamente a todos los que entraban en contacto con la sangre de un inmortal……………CHORRADAS.

RESEÑA DE ICOR.- El caserío de Icor es un conjunto de 11 casas de piedra y teja, de arquitectura tradicional canaria, levantado en el siglo XVIII, que en la actualidad presenta un grave deterioro, a causa del abandono público y privado. Se sitúa sobre un promontorio de terreno a unos 300 metros de altura sobre el nivel del mar, en el municipio de Arico. Flanqueado por el Barranco de Icor, de grandes riscos basálticos, es uno de los lugares más bellos del Sur y también uno de esos sitios en los que parece que el tiempo se ha detenido desde hace mucho y para siempre. Su silencio así lo denota, al igual que el paso lento y la mirada esquiva de un gato negro, viejo, tuerto y escuálido.

Icor es un pueblo mágico, fantasmagórico, pero sobre todo es un pueblo abandonado. Olvidado a la suerte de haber sido declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en el año 1984, por la Consejería de Patrimonio Histórico del Gobierno de Canarias a instancias del Cabildo de Tenerife. Esta catalogación significa que cualquier reparación que se haga en el conjunto arquitectónico tradicional debe hacerse respetando lo antiguo. Nada puede ser modificado. Todo debe restaurarse respetándose los cánones y materiales originales. Una situación que ha llevado al conjunto del caserío rural al deterioro más absoluto debido a la falta de ayudas económicas por parte de las administraciones implicadas, que no han ayudado a los propietarios de las casas a conservarlas. Ni el Ayuntamiento de Arico, ni el Cabildo de Tenerife, ni el Gobierno canario han puesto un euro desde 1984 para la conservación de ese entorno que poco a poco se derrumba. Creen que es un problema de los propietarios.
Poco o nada se sabe de las subvenciones públicas que existen para la reparación y conservación del legado histórico, hoy en ruinas.  Por otra parte, el paradero desconocido de algunos de sus propietarios ha dado al traste con la conservación del lugar.
Mientras, en el caserío de Icor no queda casi nadie. Apenas unos pocos habitantes empadronados de los cuales sólo cuatro residen de manera fija en el lugar. Es el caso de Domingo Pérez Marrero, nacido en 1936 en Icor, que después de jubilarse como camionero vive en la casa número 17, de la que dice que fue de su bisabuelo y cuyo interior guarda celosamente.
A la vez, muestra orgulloso el corral de los animales y la reparación del tejado que ha realizado con cargo a su bolsillo, después de que la tormenta Delta lo destrozara. La casa de Domingo Pérez es de las pocas del caserío que está en buen estado.
Junto a la vivienda del ex camionero están las casas número 13 y 15. Una es de su hermana, que vive en Santa Cruz, y otra de sus primos. Los dos inmuebles están siendo restaurados para poder pasar los fines de semana.
En la casa situada en frente a la de Domingo Pérez vive un alemán que apenas se deja ver por la zona.
En la número 7 estaba la antigua venta del caserío, en cuyo interior todavía permanecen restos del pasado, completamente destrozados. Ya no hay nadie. «Sus propietarios se marcharon hace años para Venezuela», comenta Pérez.
Tampoco están en Icor los dueños de la casa número 1, la más cercana a la carretera general del Sur y que es propiedad de la familia Gaspar Pérez Bello. Sus herederos no residen en Arico. Habitada en la actualidad por una mujer y sus dos hijos, el Ayuntamiento tiene intención de comprar la propiedad, «si de una vez por todas se ponen de acuerdo los herederos en vender», explica el alcalde, Eladio Morales.
Sobre las casas número, 3, 5, 7 y el resto, poco hay que contar. Sus piedras caídas son ruinas que ahora sirven de apoyo a la vegetación propia del lugar, y que a modo de imagen ofrecen uno de los rincones más pintorescos para ser plasmados.
«Icor muere cada día un poco más». Esta es una de las denuncias que hace el presidente de la Asociación del Vecinos, Germán Borges. Él y el resto del colectivo constituido para salvar el caserío se sienten impotentes ante la falta de respuesta por parte de las administraciones implicadas. Según Borges, «todas las administraciones ponen trabas a la hora de hacer algo, pero tampoco hacen nada por salvar una de las pocas joyas arquitectónicas que quedan en nuestra tierra».
El Ayuntamiento de Arico propuso hace unos años un Plan de Reforma Interior (Peri) que según el alcalde no se llevó a cabo por no contar con el apoyo de los propietarios de las viviendas.
En la actualidad tiene previsto contratar un proyecto nuevo de reforma interior de esa zona, así como el proyecto de tratamiento integral de ese conjunto histórico, aunque los vecinos resaltan que poco se puede hacer si antes no se aprueba el Plan General de Ordenación, en fase de redacción. Por su parte, el PSC en el Cabildo también ha pedido medidas para salvare esta reserva arquitectónica.
Descargar

 

SABADO, 03 MARZO 2018, CAMINATA PARA PRINCIPIANTES, FUTUROS SOCIOS

En esta ocasión, Antonia María, llevara a los principiantes a San Juan de la Rambla, para realizar una interesante caminata, de esfuerzo suave y de unas 3,5 horas de duración,  por los charcos de:  CHARCO DE LA LAJA, CHARCO VERDE Y CHARCO DEL VIENTO. Y regreso al punto de partida.

Punto de encuentro:  En el Bar Tabaiba, junto a la iglesia de San Juan de la Rambla, a las 1000 horas.

Comunica a Antonia María tu intención de participar al teléfono 670818247. También si necesitas plaza en coche para ir a San Juan de la Rambla. Antonia María vive en Puerto de la Cruz.

DOMINGO 04 MARZO 2018

Caminata por ANAGA a cargo de FELIX ACEVEDO, de esfuerzo moderado, con el recorrido siguiente: CRUCE DE LAS CANTERAS (Bar Carmita), VUELTAS BLANCAS, MIRADOR DE ZAPATA, CASA FORESTAL, EL AJUNTADERO, SOLIS, PISTA DE LOS DORNAJOS, LUGAR DONDE ESTABA EL MONUMENTO AL DONANTE (*), DEGOLLADA DE LA MESA DE TEJINA, TEGUESTE, de conformidad con el mapa adjunto. Posibilidad de enyesque en Restaurante “LA BODEGUILLA DEL COLGADIZO”. Regresamos a los coches, que habíamos dejado en Las Canteras, en linea de TITSA.

PUNTOS DE ENCUENTRO PARA COMPARTIR COCHES: A las 0930 en el Bar Carmita, a las 0900 en la vieja estación de La Laguna y a las 0845 en el Mayorazgo de La Orotava. Es conveniente que avises al guía de tu intención de participar, tfno 606533635 (whatsapp, llamada).

(*) Esta sorprendente escultura tallada en una “bomba” volcánica de basalto se titula Germinal, está dedicada a los donantes de órganos y es obra de Pedro Zamorano Palacios, de origen palentino y actualmente afincado en la Isla de la Gomera. Se ubicó inicialmente en los montes de Tegueste, junto a La Orilla, una zona de pinar reforestada por el Cabildo. Desde hace unos siete años esta instalada en los jardines del Hospital Universitario de Canarias.

 

Descargar